Specialists in Annex 24 and Customs Traffic

T-MEC y los compromisos adquiridos

09 Jan

T-MEC y los compromisos adquiridos

En una misiva, el CCE, el Business Council y la US Chamber of Commerce piden trabajar en una rápida resolución de las controversias en energía, reglas de origen automotriz y cuotas arancelarias de productos lácteos. La controversia de energía tiene en el banquillo al Gobierno mexicano; la de reglas de origen automotriz a Estados Unidos y los aranceles a productos lácteos, a Canadá.

 

Un día antes de que comience la Cumbre de mandatarios de América del Norte en la Ciudad de México, los tres principales organismos empresariales de la región hicieron un llamado a garantizar la seguridad a las empresas y el Estado de Derecho; fortalecer las instituciones democrática, asegurar certidumbre para los negocios y cumplir con los compromisos compartidos del T-MEC. A través de una carta, hicieron una descripción de los aspectos que consideran prioritarios para aprovechar la coyuntura global y posicionar a América del Norte como la región más competitiva del planeta.

 

La Energía aparece como uno de los puntos principales del comunicado que firman el Consejo Coordinador Empresarial, el Business Council de Canadá y la US Chamber of Commerce de Estados Unidos. Piden un plan de transición que garantice el acceso a electricidad y combustibles limpios y confiables a precios competitivos, “que permita a los inversionistas cumplir con sus objetivos empresariales, así como sus metas medioambientales globales”.

 

La estabilidad y previsibilidad de las reglas del juego es un asunto también relevante en la misiva. Se menciona en el octavo párrafo de la carta, dada a conocer el domingo 8 de enero por la mañana. Pide a los gobiernos trabajar juntos para desarrollar estrategias que “refuercen el Estado de Derecho, aseguren certidumbre para los negocios y se adhieran a las mejores prácticas globales de transparencia, previsibilidad, rendición de cuentas y el debido proceso”.

 

En los planteamientos hechos por los organismos empresariales no hay mención directa a ninguno de los países, aunque por el contexto y entre líneas es posible deducir que se refieren a México las preocupaciones relacionadas con el plan de transición de energía y la estabilidad de las reglas del juego.

 

La carta consta de once párrafos. En ella, el CCE, el Business Council y la US Chamber of Commerce piden trabajar en una rápida resolución de las controversias en energía, reglas de origen automotriz y cuotas arancelarias de productos lácteos. La controversia de energía tiene en el banquillo al Gobierno mexicano; la de reglas de origen automotriz a Estados Unidos y los aranceles a productos lácteos, a Canadá.

 

Adicionalmente, piden que se solucione a través “del diálogo y la cooperación” la posible prohibición del maíz modificado genéticamente. Este tema lo ha puesto en la mesa el Gobierno mexicano y en caso de no haber un acuerdo, podría entrar en vigor en 2025. Esto afectaría algunas cadenas de valor, principalmente en el sector agroalimentario y cambiaría sustancialmente un volumen de comercio entre México y Estados Unidos valorado en alrededor de 17 mil millones de dólares anuales.

 

Como parte de las medidas para fortalecer la región de América del Norte, las organizaciones empresariales piden establecer un subcomité que operaría en situaciones de emergencia para mantener, restablecer o abordar las cuestiones relacionadas con el comercio transfronterizo.

 

Este subcomité fue acordado en una reunión en Vancouver de la comisión de libre comercio del T-MEC y refleja la importancia de no repetir situaciones como las vividas en 2020, en los primeros meses del Covid, en donde había diferentes formas de abordar el funcionamiento de las cadenas de valor. En Vancouver, también se planteó la necesidad de crear un grupo de trabajo para tener un entendimiento compartido de la infraestructura crítica en América del Norte.

 

 

 

Fuente:  El Economista